En este post os hablo de esta preciosa ciudad que he tenido la suerte de visitar en varias ocasiones ya que queda a solo una hora y media por carretera desde Cangas, donde yo vivo. Aquí os cuento las 15 cosas que ver y hacer en Oporto.

Oporto es la segunda ciudad más grande de Portugal, después de Lisboa (de la que os hablo en este post https://luciaontheroad.com/10-lugares-que-ver-en-lisboa/). Es el tipo de ciudad que a mí me suele gustar por la personalidad de su arquitectura, por su comida, su gente y sus calles estrechas y empedradas.

Se puede visitar perfectamente en un fin de semana y es una ciudad cada vez más turística, por eso lo ideal es evitar la temporada alta para ahorrarnos colas y aglomeraciones.

oporto
15 cosas que ver y hacer en oporto

Algo muy típico de Oporto, y Portugal en general, son sus fados: canciones populares de carácter triste y fatalista. Se dice que aquí, al tratarse de una ciudad de pescadores, muchos de ellos se tenían que marchar por largas temporadas y alejarse de sus familias.

Los fados portugueses tienen origen aquí, pues se cantaban por la pena de ver a los familiares partir sin saber si volverían o no. También se dice que las fachadas de las casas a la orilla del río se pintaron de colores llamativos para dar alegría a la ciudad después de la partida de los pescadores.

1. Subir a la Torre de los Clérigos

torre de los clerigos

Este es uno de los monumentos más conocidos de la ciudad, de hecho se trata de una de las torres más altas de Portugal con sus 76 metros de altura. Pertenece a la Iglesia de los Clérigos y para subir a su cima hay que pagar 6€, sin embargo entrar a la iglesia es gratis.

Merece la pena subir los más de 200 escalones de la torre y admirar las preciosas vistas de la ciudad. Al subir se pueden ver también las 49 campanas, controladas por un sistema automatizado. Aquí os dejo el enlace al sitio web oficial donde se pueden consultar los precios y horarios http://www.torredosclerigos.pt/es/tiquets/.

2. Entrar en la Librería Lello e Irmão

libreria lello e irmao
lello a irmao

Siempre ha corrido el rumor de que en esta librería se han grabado algunas escenas de las películas de Harry Potter, sin embargo lo cierto es que simplemente algunas de estas escenas están inspiradas en ella. De cualquier forma, es una de las librerías más especiales que he visto nunca.

Suele estar bastante frecuentada, de hecho recuerdo que cuando la visité resultaba incluso complicado moverse por ella. Además, es necesario hacer cola para comprar la entrada (5€ que se pueden descontar en la compra de cualquier libro) y luego hacer cola de nuevo para entrar dentro de la librería. En mi opinión esto le quitó bastante encanto, así que os recomiendo visitarla a primera hora de la mañana para ganar tiempo y disfrutar más de la visita.

3. Visitar la Iglesia del Carmen

iglesia del carmen

Muy cercana a esta librería, situada en Rúa do Carmo, se encuentra la Iglesia del Carmen. Su fachada lateral está totalmente cubierta por un gran mural de preciosos azulejos elaborado en el año 1912. Azulejos dibujados en azul y blanco que recuerdan a otros muchos edificios históricos de la ciudad.

En realidad, esta iglesia se encuentra adherida a la iglesia de las Carmelitas, y el conjunto de estos dos edificios está clasificado como Monumento Nacional. Se trata de uno de los edificios más notables del rococó en Portugal y por lo tanto es sin duda una de las 15 cosas que ver y hacer en Oporto.

4. Cruzar el puente Don Luis I

puente don luis I
puente don luis I

He aquí uno de mis lugares favoritos en Oporto, el símbolo por excelencia de la ciudad. El río Duero es atravesado por varios puentes a su paso por la ciudad, pero el más famoso es el de Don Luis I, que a su vez  une la ciudad con Vila Nova de Gaia.

Se construyó en el siglo XIX, cuando la ciudad estaba experimentando un importante crecimiento comercial. Destaca por su gran arco de hierro, para el que se necesitaron toneladas de este material para poder fabricarlo.

Cuenta con dos pisos: uno inferior por donde circulan los coches y otro superior donde circula el metro. En ambos pisos está permitido el paso a peatones. Recomiendo cruzarlo por su parte alta para poder observar desde allí la Ribera, además es mucho más tranquila.

5. Visitar la Catedral de Oporto (la Sé)

catedral de oporto

Está ubicada en la parte alta de la ciudad, junto al Barrio de la Sé, uno de los principales barrios de la ciudad. Ha sido declarada Monumento Nacional y vale la pena tanto admirar su exterior como visitar su interior. Además, la entrada es gratuita, solo es necesario pagar 3€ para acceder al claustro.

A mi encantó el ambiente que se respiraba en la entrada a la catedral, pues siempre suele haber algún músico tocando algún instrumento o cantando y gente por la zona admirando la catedral y disfrutando de las vistas de la ciudad.

Desde la catedral se puede descender por el singular Barrio do Barredo. Se caracteriza por sus edificios de colores ocres y desgastados, casas con la ropa tendida al sol… Todo esto es precisamente lo que otorga a este lugar un encanto especial. La forma perfecta de conocer el Oporto más auténtico.

6. Probar el vino de Oporto en las bodegas de Vila Nova de Gaia

vino oporto

El río Duero hace de frontera entre las poblaciones de Oporto y Vila Nova de Gaia, actualmente unidas por varios puentes, principalmente por el de Don Luis I.  En Vila Nova de Gaia se fabrica el vino de denominación de origen de Oporto. La diferencia fundamental del vino de Oporto con el resto de los vinos es que se le añade aguardiente para interrumpir su fermentación. Así, conserva la dulzura original de las uvas preservando un mayor nivel de alcohol.

Otra de las 15 cosas que ver y hacer en Oporto es visitar una de las numerosas bodegas en Vila Nova de Gaia. La entrada a la mayoría de ellas no suele ser superior a 5-10€. En estas visitas se suele ir acompañado de un guía que explica todo el proceso de elaboración del vino a través de las instalaciones. Al final de la visita se lleva a cabo la degustación del vino. Algunas de las bodegas más famosas son la de Ramos Pinto o la bodega Ferreira.

7. Visitar la Plaza de la Libertad

Probablemente la plaza más famosa de la ciudad, y es que aquí es donde se suelen reunir los portuenses para celebrar el año nuevo, los conciertos de las fiestas de São João y muchos otros eventos.

En su centro destaca la estatua ecuestre del rey Pedro IV de unos 10 metros de altura y realizada en bronce por Antoine Calmels. Desde esta plaza sale la Avenida de los Aliados, una de las más famosas y transcurridas de Oporto. También recomiendo visitar la Plaza de Trindade y la Iglesia de Trindade, que se encuentran justo detrás del Ayuntamiento.

8. Perderse por el Mercado do Bolhã

mercado do bolhao

Este mercado se encuentra muy cerca de la Plaza de la Libertad y cuenta con cuatro entradas diferentes. En él se pueden encontrar todo tipo de puestos, sobre todo de frutas, verduras, carnes, embutidos y pescados. También hay unos cuantos de flores que le dan encanto al mercado. Cuenta además con algunos bares y restaurantes donde comer o tomar algo. Lo cierto es que el mercado en sí no está muy cuidado, pero tiene fama de ser el lugar donde encontrar productos de mejor calidad.

9. Ir de compras por la rúa Santa Catarina

Otra de las 15 cosas que ver y hacer en Oporto es pasear por esta calle. Se trata de la calle peatonal más concurrida de la ciudad y la zona comercial por excelencia de Oporto, por lo tanto el mejor lugar para irse de compras.

También es un buen lugar para tomar algo pues cuenta con diversos bares, entre ellos el famoso Café Majestic. Este café fue en el pasado un lugar de reunión de artistas portugueses y en la actualidad suele estar bastante lleno ya que ha adquirido mucha fama. Los precios son bastante elevados pero os recomiendo entrar aunque sea a tomar un café pues su interior es alucinante.

En esta calle se encuentra también la Capilla de las Almas con su preciosa fachada de azulejos azules y blancos en la que se representan escenas religiosas de la vida de Santa Catalina y San Francisco de Asís. Fue construida durante el siglo XVIII y es de estilo neoclásico.

10. Admirar la estación de Sao Bento

Esta estación de ferrocarril es sin duda una visita obligada de la ciudad y otra de las 15 cosas que ver y hacer en Oporto. Si algo caracteriza a Oporto son sus azulejos, y esta estación destaca precisamente por su vestíbulo decorado con más de 20.000 azulejos. Pero no son unos azulejos cualquiera, en ellos se retrata la historia de Portugal a través de escenas campestres, batallas, coronaciones…

Su construcción se llevó a cabo sobre las ruinas del llamado Convento de São Bento, ya que fue destruido a causa de un incendio, de ahí proviene su nombre actual. Fue inaugurada a principios del siglo XX, concretamente en 1916, cuando Portugal comenzaba su expansión ferroviaria. De este modo, esta estación desempeñó un papel fundamental en el impulso al transporte.

11. Visitar la Iglesia de San Ildefonso

iglesia san ildefonso

Esta iglesia de estilo barroco fue construida entre 1709 y 1730 y se encuentra en el centro de plaza de la Batalla, muy cerca de la calles Santa Catarina.  Para acceder a ella se sube por una gran escalinata. Obra de Jorge Colaçao, su fachada está decorada de nuevo con los típicos azulejos blancos y azules que caracterizan la ciudad. Se puede visitar gratuitamente.

12. Pasear por la Ribeira

15 cosas que ver y hacer en Oporto
ribeira oporto
ribeira oporto

Vale la pena acercarse a la ribera del río tanto de día, para apreciar el color de sus preciosas fachadas, como de noche, cenando en alguno de sus muchos restaurantes y observando la ciudad iluminada.

Eso sí, mi recomendación a la hora de elegir restaurante es buscar mejor en la zona perteneciente a Vila Nova de Gaia. En el otro lado del puente Luis I, por lo general, los restaurantes dan la impresión de ofrecer comida más precocinada y en el menú apenas hay nada típico de Portugal o que parezca casero. Al menos esta ha sido mi impresión después de haber comido en restaurantes de ambos lados de la Ribera.

Desde aquí también se pueden tomar barcos para dar un paseo por el Duero, no lo he hecho nunca pero me he quedado con ganas de probarlo en mi próxima vista a la ciudad.

13. Probar las famosas francesinhas

francesinha

La francesinha es el plato por excelencia de Portugal. Es una especie de sándwich relleno de carne y embutidos que lleva por encima queso fundido y un huevo frito. Lo mejor del plato: una salsa hecha a base de tomate y cerveza a la que se le suele añadir un toque picante. En definitiva, una bomba de calorías, además se suele servir acompañado de patatas fritas.

El precio suele estar entre los 8€ y 12€ pero no os engañéis, aunque parezca un simple sándwich es muy abundante, de hecho no todo el mundo es capaz de comerla entera la primera vez. Es otra de las 15 cosas que ver y hacer en Oporto, por lo que no podéis marcharos de la ciudad sin probarla.

En mi caso al ser vegetariana pensaba que me quedaría sin poder probar este plato tan típico pero, afortunadamente, encontré Lado B Café donde sirven unas francesinhas vegetarianas hechas a base de tofu ahumado, soja, queso y una salsa vegetal. ¡Estaba exquisita!

14. Relajarse en los Jardines del Palacio de Cristal

cosas que ver y hacer en oporto

Este parque es el lugar perfecto para relajarse, respirar, hacer picnic… No solo vale la pena por su bonito Palacio de Cristal, sino que además cuenta con un lago, varias fuentes, una moderna biblioteca pública, y por supuesto sus maravillosos jardines.

Los jardines se dividen por zonas temáticas como por ejemplo el jardín de las plantas aromáticas, el de las plantas medicinales o el de las rosas. De hecho se trata también de un jardín botánico ya que todas las especies llevan su nombre y país de origen.  

Está repleto de diferentes aves que pasean a sus anchas por el recinto. Nosotros nos sorprendimos al ver de repente varios pavos reales paseando muy cerca de nosotros. En definitiva es un lugar muy agradable y desde el que además se tienen unas vistas privilegiadas del río Duero.

15. Disfrutar de las vistas del Mirador de Passeio das Fontainhas

15 cosas que ver y hacer en oporto

Oporto ofrece diversos rincones desde donde contemplar increíbles panorámicas sobre la ciudad. Quiero hablaros de uno que descubrí hace muy poco y que forma parte de una de las 15 cosas que hacer y ver en Oporto.

Más que un mirador, se trata del paseo a lo largo del río Duero a la izquierda del Puente de Luis I. Es una zona no muy frecuentada, de hecho no muchos turistas conocen todavía este rincón, y nos ofrece una perspectiva totalmente diferente del Puente Don Luis I y los tejados de las casas de la ciudad.