5 lugares imprescindibles del norte de Galicia

Galicia es mi casa, el lugar en donde he nacido y al que siempre deseo volver cuando paso temporadas largas en el extranjero. Lo cierto es que esta tierra todavía es bastante desconocida fuera de España, pero no precisamente por falta de atractivo. Galicia es una caja de sorpresas y si todavía no la conocéis os encantará este post en el que os cuento qué 5 lugares son imprescindibles del norte de Galicia

En mi caso me recorrí todos ellos en un ruta de aproximadamente 3 días de duración.  Vivo en las Rías Baixas, Cangas más concretamente, por lo que el trayecto hasta la costa norte de Galicia me llevó 3 horas. Sin embargo, todos los lugares se encuentran bastante próximos  así que es perfectamente viable visitarlos en solo dos días.

San Andrés de Teixido

Como suele pasar cuando uno se adentra en pequeños pueblos de Galicia como este, el camino se hace eterno entre curva y curva por bosques, y se tarda bastante en divisar algún rastro de civilización. Aún así está bastante bien señalizado, así que no es difícil dar con el lugar. Al llegar hay un parking donde dejar el coche a solo 5 minutos andando de la famosa iglesia.

San Andrés de Teixido es el segundo lugar de peregrinación más popular en Galicia, después de Compostela. Se fundó en el siglo XII y es un lugar por el que parece que no ha pasado el tiempo. Hay algunas casas pero son muy pocas y la población que allí reside vive prácticamente del turismo de peregrinación. La aldea está repleta de puestos donde se venden exvotos, amuletos y licores.

Existe una leyenda sobre este lugar que dice que San Andrés de Teixido, uno de los doce Apóstoles, se despertó triste una mañana porque ningún peregrino acudía a visitar su templo. Fue entonces cuando Dios le concedió que, desde ese día, nadie podría entrar en el Reino de los Cielos si antes no había visitado su templo, y si no lo hacía en vida, deberían acudir de muertos. De ahí procede el refrán: “a San Andrés de Teixido, va de muerto quien no fue de vivo”.

Ojo. Muy cerca de San Andrés de Teixido se encuentran los acantilados de Vixía Herbeira. De hecho se les considera los acantilados con mayor altura de Europa continental  con sus 613 metros de altura sobre el nivel del mar. Nosotras no pudimos visitarlos y nos fuimos directamente a Loiba pero sin duda merece la pena y apenas lleva 10 minutos en coche desde San Andrés de Teixido.

Acantilados de Loiba

Estos acantilados de entre los 80 y 160 metros de altura, se encuentran en la localidad de Loiba. Además, forman impresionantes playas como las de O Picón, do Sarridal, do Coitelo, Praia Furada y otras muchas junto con pequeñas calas. La mayor parte de ellas son de difícil acceso o directamente inaccesibles, pero apreciarlas desde las alturas ya es impresionante.

El mirador de Cadaval es el lugar más frecuentado de la zona, de hecho ha adquirido popularidad gracias al conocido como “el banco más bonito del mundo”. Desde él se puede disfrutar de unas vistas que quitan el hipo. No es de extrañar que este sea uno de los 5 lugares imprescindibles de Galicia.

Hay una playa preciosa que descubrimos caminando desde el aparcamiento en dirección contraria al banco, es decir hacia la izquierda. Por ahí sigue un camino precioso bordeando la costa que sorprende con lugares como estos.

Acantilados de Loiba
Acantilados de Loiba
acantilados de loiba

Punta do Fuciño do Porco

Este lugar es conocido con este nombre por su forma, que recuerda precisamente al hocico de un cerdo, vista desde la perspectiva de los marineros que navegaban por la zona. Se encuentra en la Mariña Lucense, concretamente en la localidad de O Vicedo, muy cerca de los Acantilados de Loiba (a solo 21 kilómetros),  y es otro de los 5 lugares imprescindibles de Galicia.

Se ha convertido muy recientemente en uno de los lugares preferidos para realizar senderismo. Y digo recientemente porque fue en el 2017 cuando se reforzó el camino con barandillas de madera, lo que hizo el trayecto más seguro y provocó el interés de muchos más turistas. Desde este camino se puede disfrutar de la vista a los acantilados y también divisar a la izquierda la playa inaccesible de Pereira.

Punta do Fociño

Para llegar a este lugar que recuerda un poco a San Juan de Gaztelugatxe en el País Vasco, hay que aparcar primero el coche y caminar durante 1,5 km por un camino de tierra en mitad del bosque. Una vez llegado allí, el camino en sí por la pasarela no es mucho más de medio kilómetro. Por lo tanto se hace bastante rápido y no es demasiado duro pero, como siempre, mejor llevar calzado y ropa cómoda para caminar y subir los escalones.

Fragas do Eume

Fragas do Eume

Fraga en gallego se refiere a una especie de bosque con árboles de diferentes especies. En este parque se pueden encontrar desde robles y castaños a abedules, fresnos, avellanos, árboles frutales silvestres, laureles, etc.

Las Fragas del Eume se encuentran muy cerca de la ciudad de la Coruña, aproximadamente a una hora de distancia. Se caracteriza por ser uno de los bosques atlánticos mejor conservados y con gran variedad de árboles como los que mencioné anteriormente. Fue declarado Parque Natural en 1997. 

fragas del eume

La entrada al parque es gratuita y se pueden realizar hasta siete rutas diferentes, la mayor parte de ellas de dificultad baja. Los nombres de las rutas son: Camino de Pena Fesa, Os Encomendeiros, Os Crozos, Os Cerqueiros, A Ventureira,A Pasada Vella y Cumios de Sanguiñedo.

Si no sabéis por cuál de estas rutas decantaros, en la entrada hay una oficina de turismo en la que os pueden informar y ofrecer folletos sobre el parque. Nosotras fuimos y, por el tiempo del que disponíamos (no más de 3 o 4 horas pues se haría de noche), nos aconsejaron realizar la de Os Encomendeiros.

Esta ruta comienza en Pontedeume, concretamente en el puente de Cal Grande, pasando por el puente de Fornelos hasta el Monasterio de O Caaveiro. En total son 5,5 kilómetros, sin contar la vuelta. Nos llevó unas tres horas aproximadamente ir y volver.

Nosotras tuvimos la suerte de contar con un tiempo inmejorable pues, aunque era invierno, el cielo estaba despejado y cuando el sol reflejaba en el agua se apreciaba un color turquesa precioso. En cuanto al Monasterio O Caaveiro, tiene más de diez siglos y ofrece unas vistas espectaculares. Se llevan a cabo varias visitas guiadas gratuitas a lo largo del día para conocerlo en profundidad.

Playa de las Catedrales

Por último, otro de los 5 lugares imprescindibles de Galicia es esta famosa playa. De hecho, esta es sin duda una visita obligatoria para cualquier persona que visite esta tierra. Se encuentra a 10 kilómetros de Ribadeo y más que una playa parece una obra de arte. El mar, el viento y el paso del tiempo han sido los responsables, pues han ido esculpiendo diferentes arcos, columnas y bóvedas en los acantilados que hacen de esta playa un lugar mágico.

¡Importante! Antes de visitar la Playa de las Catedrales es necesario estar informado del horario de las mareas, ya que solo es posible pasear por ella cuando la marea está baja.

Otro dato a tener en cuenta es que desde hace ya unos años se ha limitado el número de visitantes para preservar el lugar, por lo tanto si se acude especialmente en verano y Semana Santa es importante informarse antes por si es necesario hacer una reserva. Esta es la página web en donde se puede realizar la reserva https://ascatedrais.xunta.gal/monatr/inicio?lang=es.