Su atmósfera, sus colores, aromas y sabores lo convierten en un destino diferente a cualquier otro. Aquí os cuento qué ver en Marrakech en un fin de semana.