Esta ruta por el norte de Asturias fue de un solo fin de semana por lo que nos limitamos a visitar algunos lugares de la zona costera asturiana más cercana a Galicia. Hay otros muchos  un poco más hacia el este que también vale la pena conocer como Lastres, Llanes o Ribadesella, pero no tuvimos tiempo de visitarlos. 

Al comienzo de esta ruta hicimos un parada en la Playa de las Catedrales, antes de adentrarnos en tierras asturianas, pero de esta playa ya os he hablado en otro post https://luciaontheroad.com/5-lugares-imprescindibles-de-galicia/por lo tanto me centraré en los pueblos de Asturias por los que pasamos.

La zona norte de España deja enamorado a cualquiera, y es que en cada rincón de Asturias, País Vasco, Galicia, etc. hay algo especial y muy diferente a lo que se puede encontrar en el resto del país. Supongo que esta es una de las cosas que más me maravilla de este país, nuestra variedad cultural y de paisajes.

En definitiva, en esta ruta visitamos Asturias y sus pueblos marineros de bonitos paisajes e importante  gastronomía, así como sus playas de ensueño.

Tapia de Casariego

tapia de casariego

Esta preciosa villa marinera fue nuestra primera parada. Es perfecta para disfrutar de su paseo marítimo y parar en alguno de sus miradores. Destaca su puerto lleno de casas tradicionales, sus bares y restaurantes donde degustar riquísima comida asturiana y sus playas. Es uno de los pueblos por los que pasa el Camino de Santiago en su recorrido por el norte de España. Hoy en día es uno de los lugares de vacaciones y de ocio más visitados de esta zona de Asturias.

tapia de casariego

No os podéis perder su puerto marítimo y el paseo que discurre a lo largo de toda la costa. Al llegar al final del paseo nos encontramos a los lejos con un faro situado en un pequeño islote llamado la Isla de Tapia que se une al pueblo a través un dique. Además de este antiguo faro de 24 metros de altura, vale la pena acercase hasta aquí pues hay unas vistas preciosas al mar.

ruta por el norte de asturias
tapia de casariego

Continuando por el paseo en dirección contraria al puerto, nos encontramos con el conocido mirador de Os Cañois, donde se conservan algunos cañones que en el pasado se utilizaron para proteger el pueblo. Más adelante, hay una curiosa piscina artificial, una especie de pequeño embalse en el que la gente se suele bañar durante el verano. Casi al final del paseo, nos encontramos con el mirador de San Blas desde donde se observan varias playas.

En cuanto a sus playas, sin ninguna duda la más famosa es la playa de Anguileiro, donde, desde hace décadas, se lleva a cabo durante la Semana Santa el Campeonato Europeo de Surf. Es una playa de casi medio kilómetro que está muy bien habilitada y cuanta con bandera azul. Es una de las más bonitas que vimos por toda esta zona de Asturias.

Puerto de Vega

puerto de la vega

Nuestra siguiente parada en esta ruta por el norte de Asturias fue este pequeño pueblo de poco más de 1.500 habitantes. Forma parte del municipio de Navia y es conocido por ser uno de los mejores lugares donde degustar marisco y pescado fresco. Como todo pueblo pesquero, su economía local está fuertemente ligada a la pesca y a la industria conservera.

Como curiosidad, este pueblo ha sido galardonado como “Pueblo Ejemplar de Asturias” en 1995. Es imprescindible dar una vuelta por el paseo de Baluarte, a la derecha del puerto y subir hasta el Mirador de la Riba.

Su puerto destaca por contar con una muralla de defensa que en el pasado sirvió para defender al pueblo de enemigos como los piratas o los franceses, y que en la actualidad es toda una seña de identidad de Puerto de Vega.

Luarca

luarca

Nuestra siguiente parada fue este pueblo marinero situado en el municipio de Valdés. Al igual que Tapia de Casariego, también forma parte del Camino de Santiago. Conocido como “la villa blanca” por sus numerosas casas de color blanco, es uno de los pueblos con más ambiente de Asturias, famoso también por su buena gastronomía.

Está encajado en una especie de montaña en la costa, por lo tanto esta combinación entre mar y montaña le otorga un encanto especial. Parte del territorio que abarca Luarca forma parte de la “Red Regional de Espacios Naturales Protegidos”.

Recomiendo visitar su faro y el Palacio del Marqués de Ferrera y luego pasear por su puerto. El puerto es uno de los mejores lugares para parar a comer o cenar, pues está repleto de restaurantes en los que se ofrece comida de gran calidad. Es un lujo sentarse en una de sus terrazas y observar cómo entran y salen constantemente del puerto pequeñas embarcaciones tradicionales.

Muy cerca del muelle está el conocido barrio de la pescadería. Es una de las partes más antiguas del pueblo y si seguimos caminando por sus calles llegaremos hasta el conocido mirador El Chano, desde donde tendremos unas vistas inmejorables de Luarca.

Cudillero

cudillero

La siguiente parada de nuestra ruta por el norte de Asturias fue esta villa marinera constituida por nueve parroquias. Este pueblo es probablemente uno de los lugares más conocidos de Asturias. Es bastante pequeño, por lo tanto no se tarda demasiado en recorrerlo.

Desde sus inicios, su población ha estado volcada completamente en la pesca, y así sigue siendo en la actualidad, aunque con el paso de los años su interés turístico ha ido en aumento. Aún así no ha perdido su esencia con sus casas tradicionales de diferentes colores colocadas a distintas alturas sobre la ladera, como si fuese una especie de anfiteatro y estas casas colgasen de él. Esto sumado al mar en frente y la vegetación que lo rodea, hacen de este pueblo en una estampa preciosa.

ruta por el norte de asturias
cudillero

La Plaza de La Marina es el lugar donde se concentra la vida del pueblo. Aquí se encuentran restaurantes y bares a puñados, perfectos para probar el mejor producto de esta zona: su fresco marisco.

Pero lo mejor de este pueblo que parece estar escondido del mar, es subir y bajar entre sus innumerables callejuelas  y disfrutar de sus miradores. Hay numerosos miradores aunque los más conocidos  son el mirador de la Atalaya, el mirador de la Garita y el mirador del Pico. Todos ellos muy recomendables pues ofrecen unas vistas inmejorables de la villa, a pesar de que cueste subir por sus empinadas calles.

Playa del silencio

playa del silencio

Esta playa protegida por acantilados es uno de los lugares que más impresionada me han dejado en esta ruta por el norte de Asturias. Se encuentra a solo quince kilómetros al oeste de Cudillero y tiene 500 metros de longitud.

Me llamó bastante la atención su nombre, pero en cuanto pisé la playa, lo de “del Silencio” cobró sentido. Se trata de una playa rodeada de naturaleza en estado puro que todavía conserva su espíritu salvaje

playa del silencio

Cuando apenas era conocida, era una playa frecuentada por personas que practicaban nudismo. A día de hoy ya no es tan común pues en los últimos años ha aumentado el número de vistasse ha mejorado considerablemente su acceso. En mi caso fuimos una mañana a principios de junio y la verdad es que disfrutamos de una tranquilidad absoluta, solo nos cruzamos con un par de personas.

playa del silencio

Es importante tener en cuenta las mareas y echar antes un vistazo en internet para saber si está alta o baja, pues cuando está alta la playa prácticamente desaparece. Eso sí, sus aguas tranquilas y cristalinas son perfectas para practicar snorkel.

Para acceder es necesario andar durante medio kilómetro aproximadamente después de aparcar el coche. El camino es algo empinado entre el bosque pero lleva solo unos 15 minutos. 

ruta por el norte de asturias