valle de loira

Este viaje es uno de los más especiales y diferentes que he hecho. En este post os cuento la ruta por los castillos del Valle de Loira que hice hace algunos años. Por esta ruta no solo hay preciosos castillos sino que el trayecto en sí está lleno de prados verdes y pueblos con mucho encanto. Todo está muy cuidado y además todos los lugares que se encuentran por la ruta siguen la misma estética. Fue un placer conducir por esas carreteras.

El Valle de Loira, a raíz de su declaración en el año 2000 como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ha incrementado notablemente su demanda turística. Sin embargo cuando yo fui hace unos años no estaba demasiado masificado. De hecho fue un viaje súper tranquilo, por las carreteras apenas circulaban coches y en los castillos se podía entrar perfectamente sin hacer colas.

valle de loira

La ruta nos llevó alrededor de una semana. Hay infinidad de castillos y pequeños pueblos que visitar, pero nosotras tuvimos que hacer una selección de aquellos que nos parecían más interesantes y que coincidían más o menos cerca. En nuestro caso los castillos no estaban lejos unos de otros, así que no nos pasábamos demasiadas horas conduciendo. Sin embargo, las visitas al interior de los castillos solían llevar su tiempo.

Cogimos un vuelo a París y nos pasamos un par de días visitando la ciudad. Luego alquilamos un coche para dirigirnos a Orléans, la primera parada de nuestra ruta. Desde allí fuimos avanzando hacia Angers, haciendo paradas en diferentes castillos por el camino.

Consejos

Para realizar esta ruta por los castillos del Valle de Loira recomiendo sin duda alquilar un coche, pues permite tener mucha  más libertad. He de decir que cuando realicé este viaje fue hace varios años y de aquella los datos móviles no funcionaban gratuitamente si salías de España. Nosotras no queríamos pagar un dineral por usar internet durante una semana fuera, así que decidimos usar solo internet cuando teníamos conexión wifi en el hotel o en algún restaurante o bar. Entonces os preguntaréis cómo nos movimos por el Valle de Loira sin gps.

Pues utilizando un mapa de carreteras de Francia que compramos antes de empezar nuestra ruta en una tienda de suvenires. Mi madre ha estado desde siempre acostumbrada a utilizar mapas de carretera en sus viajes,  pero en mi caso era mi primera vez y pensaba que sería algo complicado. Sin embargo, he de decir, que Francia es un país muy bien comunicado y con muy buenas señalizaciones, así que no tuvimos ningún problema. De hecho, ir guiándonos durante todo el trayecto simplemente con el mapa hizo que el viaje fuese diferente y especial, incluso lo recomiendo si nunca lo habéis probado.

Orléans

ORLEANS orleans

Cualquier ruta por los castillos del Valle de Loira tiene como parada obligatoria la ciudad de Orléans. Fue capital de Francia en el siglo X y en la actualidad es la capital de la región Centro Valle del Loira

Es una de esas ciudades donde reina la tranquilidad. Siempre recuerdo el momento en el que nos sentamos un rato en un banco de la Place Du Martroi. Desde allí estuvimos observando cómo varios niños jugaban con el agua de las fuentes. Simplemente se escuchaban sus gritos y risas con el carrusel de fondo.

orleans

Esta plaza está unida por la gran avenida Juana de Arco a la catedral de Orleans. La avenida es preciosa, sobre todo si la visitáis a partir del 8 de mayo, cuando se celebra la Fiesta de Juana de Arco. Desde esta fecha hasta la entrada del otoño se llena de coloridas banderas.

Al final de esta avenida se encuentra la Catedral de Sainte Croix de estilo gótico. Su construcción llevó nada más y nada menos que 500 años. En su interior destacan sus vidrieras en las que se representa la vida de Juana de Arco.

orleans orleans

Otra visita obligada es el Hotel Groslot de estilo gótico-renacentista que hoy en día funciona como sede del Tribunal Administrativo de Orléans. También recomiendo visitar la Mansión de Juana de Arco donde se dice que habitó en 1429 y que actualmente funciona como museo. Pero mi parte favorita es el casco histórico, lleno de casas típicas con su entramado de madera.

Si no disponéis de coche para realizar la ruta, o simplemente visitáis Paris y os apetece acercaros a Orleans, se puede ir en tren de alta velocidad (TGV) desde la estación sur de París Austerlitz y se llega en solo una hora.

Chateau D’Azay Le Rideau

chateau azay

El primer castillo que visitamos en nuestra ruta por los castillos del Valle de Loira fue el Castillo D’Azay le Rideau. Está ubicado en un pequeño pueblo del mismo nombre y se le considera uno de los mejores ejemplos de la arquitectura renacentista en Francia. Fue construido en medio del río Indre y dentro cuenta con una gran cantidad de exposiciones sobre la cultura y tradiciones de la nobleza de Francia a finales de la Edad Media.

Se dice que Gilles Berthelot, antiguo tesorero, compró el terreno de la fortaleza medieval de Azay pero no tuvo tiempo de disfrutarlo porque acabó siendo acusado de malversación de fondos y decidió darse a la fuga abandonando al castillo y a su mujer.

La visita nos llevó una hora u hora y media aproximadamente. He de decir que aunque el castillo era bastante bonito por dentro, vale principalmente la pena por su exterior y por el pequeño pueblo encantador en el que se encuentra.

chateau d'azay

En nuestro caso era el primer castillo que visitábamos así que no teníamos ninguna referencia ni grandes expectativas. Ahora, después de haber realizado toda la ruta, puedo decir que el interior del castillo fue uno de los menos interesantes, ya que el resto conservaban mucho más mobiliario de la época y representaban mejor como estaban decorados los castillos antiguamente. De todas formas es una parada obligatoria pues el castillo junto al río Indre forma una estampa preciosa.

El castillo se encuentra abierto al público todos los días del año y el horario es de 9.30 a 18.00 h. El precio por entrar al castillo es de 10,5€ por adulto, pero hay descuentos para estudiantes y grupos.

Château d’Ussé

chateau d'ussé

La siguiente parada fue este castillo renacentista del siglo XII que posteriormente fue renovado por Antoine de Bueil y Juana de Valois, que habitaron en el castillo. Se sitúa en el pequeño pueblo de Ussé. 

Lo que más me llamó la atención de este castillo fueron sus enormes jardines, diseñados por el mismo creador que el Jardín de Versalles: André Le Nôtre. Con la entrada se pueden visitar también sus habitaciones interiores, las bodegas y establos.

En las bodegas se representan escenas tradicionales de la elaboración del vino a través de diferentes figuras a tamaño real. Esto es muy habitual en el castillo ya que en muchas de las habitaciones hay diferentes figuras. Los establos estaban llenos de coches de caballos que antiguamente utilizaban los propietarios para desplazarse.

Recomiendo cruzar el puente que está justo enfrente del castillo pues desde allí se tiene una muy buena perspectiva de todo el castillo.

chateau d'ussé

Este castillo es conocido también como el Castillo de la Bella Durmiente y en varias habitaciones se representan escenas de la historia a través, de nuevo, de figuras a tamaño real. Incluso en algunas se escuchaba música de fondo para introducirnos mejor en la historia.

En mi opinión, el interior de este castillo tampoco fue de los mejores que visitamos. Sin embargo la visita estuvo bien pues el recinto es enorme y puedes pasear por todos sus rincones.

Los horarios de visita son:

– Febrero y marzo: 10h-18h

– De abril a septiembre: 10h-19h

– Octubre y noviembre: 10h-18h

El precio por adulto es de 14€ y de 4€ para niños de entre 8 y 16 años.

Angers

angers

A la ciudad de Angers se le conoce como la ciudad del desarrollo sostenible y está incluida en el Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco. También se le conoce como la ciudad de Arte e Historia, probablemente por su castillo de 17 torres.

Este castillo es una enorme fortaleza de la Edad Media, construido a la orilla del río Maine. Fue la residencia de los duques de Anjou. Para acceder a él hay que cruzar un puente levadizo. Nosotras decidimos no entrar, pues ese día ya teníamos en mente visitar el interior de otros castillos, pero creo que es uno de lo que merece la pena ver. En especial destaca por su famoso tapiz medieval del Apocalipsis de dimensiones increíbles.

angers

Aunque no entramos en el castillo, aprovechamos para pasear un poco por la ciudad y de nuevo nos encontramos con bonitas casas medievales con fachadas entramadas de madera. Existe también la opción de recorrer la ciudad en un tren turístico que pasa por los lugares más emblemáticos de la ciudad como la catedral de Saint Maurice o la Casa de Adán.

Para visitar Angers existe también un TGV que en una 1 hora y media conecta con París. Además, la ciudad de Nantes se encuentra muy cerca y en el aeropuerto de la misma hay aerolíneas con conexiones a diferentes ciudades de España.

Château de Saumur

chateau de saumur saumur

Otra parada de nuestra ruta por los castillos del Valle de Loira fue este castillo, que a lo largo de los años ha sido usado como fortaleza, residencia, cárcel, depósito de armas… Lo mejor son las vistas que ofrece de la ciudad, aunque para disfrutar de esta panorámica no es necesario pagar la entrada pues puede verse también desde una de las esquinas de los jardines.

El castillo también alberga el Museo de Artes Decorativas y el Museo del Caballo. La visita duró casi hora y media.

En cuanto al precio, hay que pagar 8€ por adulto y 5€ aquellos con tarifa reducida.

Château de Montreuil-Bellay

Este castillo se encuentra en un pueblo medieval, aunque nosotras solamente tuvimos tiempo de visitar el castillo en sí. La historia de este castillo ha sido muy interesante, pues ha sido refugio de la población hambrienta durante la Guerra de los Cien Años, así como una cárcel para mujeres monárquicas y un hospital para los heridos de la Primera Guerra Mundial.

chateau chateau

La verdad es que vale la pena visitar su interior ya que se puede visitar su cocina medieval con un fogón de siete fuegos, la casa de los canónigos, una bodega, un comedor, la habitación de la entonces duquesa de Longueville… Además, lo que mejor recuerdo de la visita fue el paseo por su jardines, pues había esta pequeña torre repleta de flores.

El precio es de 12€ por adulto y con descuentos para grupos, niños y familias.

Château de Villandry

chateau de villandry

La siguiente parada en nuestra ruta por los castillos del Valle de Loira fue este castillo situado a pocos kilómetros de la famosa ciudad de Tours. Sus propietarios han ido creando a lo largo de los siglos unos preciosos jardines.

Nosotras solo lo vimos desde fuera y no porque no tuviésemos intención de entrar, sino porque nos habíamos parado más de la cuenta visitando otros castillos anteriores y cuando llegamos ya estaba cerrado. Fue una pena porque es uno de los castillos más famosos, en especial por sus jardines.

Os pongo por aquí la página oficial del castillo https://www.chateauvillandry.fr/preparez-votre-visite/les-informations-pratiques/les-tarifs-les-horaires-les-acces/para que podáis consultar los horarios y seáis más previsores que nosotras.

El precio para visitar el castillo y los jardines es de 12€. Mientras que visitar simplemente los jardines cuesta 7,5€.

Château de Montrésor

chateau de montresor

Montrésor es considerado uno de los pueblos más bellos de Francia. Su castillo es sin duda la joya del pueblo, aunque también destaca la catedral de Saint-Jean-Baptiste, fundada por el señor Montrésor en 1521 y declarada monumento histórico.

montresor montresor

Este es uno de los castillos que más me gustaron por su interior. Es pequeño pero la decoración y mobiliario es precioso y muy cuidado, te traslada directamente al pasado. Sin embargo tengo un recuerdo agridulce, pues al final de la visita pasamos por un pasillo lleno de animales disecados colgados de las paredes.

El precio por adulto es de 9€ mientras que la tarifa reducida es de 7€.

Château de Chenonceau

chenonceau

Ahora pasamos a uno de los castillos más famosos del Valle de Loira. Es enorme y cuenta con infinitas salas que visitar, decoradas con cuidado y esmero. Reconozco que es mi favorito, en especial por su exterior y la estampa que forma el castillo atravesando el río.

El Castillo de Chenonceau es conocido como el castillo de las damas, pues a lo largo de su historia de más 700 años, pasó por manos de diferentes personas. Entre ellas las protagonistas fueron sin duda las mujeres, quienes construyeron y realizaron diferentes modificaciones en el castillo y su jardín.

chenonceau

Lo más característico de este castillo es que su estructura, pues se encuentra cruzando el río Cher. Es imposible confundirlo con cualquier otro. Paseando por el borde del río se puede observar cómo el castillo se refleja en las aguas del río. Es increíble.

La visita dura unas 2 horas y media como mínimo, ya que hay muchísimas cosas que visitar. Además de sus enormes jardines y sus 19 habitaciones se puede visitar, por ejemplo, un museo de cera en el que se exponen figuras de personas históricas de Francia.

chenonceau

Pero de la visita al interior del castillo destaca su galería de 60 metros de largo y 18 ventanales. Durante la Primera Guerra Mundial funcionó como hospital.

Los horarios de apertura se pueden consultar en la página web del castillo: https://www.chenonceau.com/infos-pratiques/horaires/. El precio es de 15€ para adultos y 12€ para los estudiantes y niños.

Château de Cheverny

cheverny

Nuestra última parada de la ruta por los castillos del Valle de Loira fue este castillo de estilo renacentista. Se sitúa muy cerca del pueblo de Cheverny y se trata de uno de los castillos mejor conservados de toda Francia. De hecho, se le considera el mejor amueblado de todos los castillos de Loira, además del más elegante, y cuenta con obras de arte antiquísimas de gran importancia. Cuenta con un museo y varios jardines, así como un enorme bosque de 100 hectáreas que lo rodea.

Una vez en su interior, las habitaciones más imprescindibles son la habitación del rey, la biblioteca, el salón de los tapices y finalmente la sala de armas, la más grande del castillo y donde se conservan muchas decoraciones originales del siglo XVII.

cheverny cheverny

Me llamó especialmente la atención una de las salas donde se conservaba una cama completamente cubierta por un plástico para proteger las telas de seda bordadas que, al parecer, han estado en el castillo desde que se construyó.

Fue uno de los castillos de la ruta que más me gustó, tanto por su interior como por su exterior, así que os recomiendo sin duda su visita.

Los horarios de apertura se encuentran en la página web del castillo: https://www.chateau-cheverny.fr/informations-pratiques/tarifs-et-horaires.html

El precio por adulto es de 12,5€ y la tarifa reducida son 9€.

cheverny